miércoles, 15 de julio de 2015

UNA PRÁCTICA DIFERENTE

A continuación, la traducción del primer capítulo del libro "Práctica Integrada en Arquitectura" (Integrated Practice in Architecture, Mastering Design-Build, Fast-Track and Building Information Modeling) de George Elvin, por la editorial Wiley (http://www.wiley.com/WileyCDA/WileyTitle/productCd-0471998494.html)

UN NUEVO TIPO DE PRÁCTICA

Una práctica diferente está emergiendo en la arquitectura, ingeniería y construcción.  Está cambiando la forma en que se hacen los edificios y alterando los roles tradicionales y las relaciones entre los profesionales que los fabrican.  Esta nueva práctica es llamada PRÁCTICA INTEGRADA, y está transformando los retos de un mercado cambiante en nuevas oportunidades para aquellos que tengan la visión.  Los proveedores de esta Práctica Integrada incluyen arquitectos, ingenieros, gerentes de proyectos y contratistas que trabajan juntos, ya sea como firmas integradas o alianzas entre firmas, para ofrecer más servicios a sus clientes a lo largo de toda la vida útil de los edificios que crean.  Cada año más firmas están adoptando la Práctica Integrada, encontrando que puede mejorar la calidad y eficiencia del proceso constructivo y resultando en mejores edificios y clientes más satisfechos.  (...)

Los promotores y propietarios de edificaciones están adoptando esta Práctica Integrada por sus reducidos costos y riesgos, mayor velocidad y mayores beneficios financieros debido al desempeño y sostenibilidad de las edificaciones.  Muchos propietarios ven la responsabilidad unificada de la Práctica Integrada como una alternativa atractiva al método tradicional de diseño y construcción en el cuál el arquitecto completa un diseño antes de pasárselo al contratista para la construcción.  Los propietarios y promotores están apostando por la Práctica Integrada porque reconocen que el muro que separa a los diseñadores de los constructores en el método tradicional puede ser más que una metáfora; puede ser un obstáculo, inhibiendo la colaboración entre el diseñador y el constructor, dejándolo (al promotor) demasiadas veces haciendo de árbitro entre ellos.  A través de la Práctica Integrada, las firmas innovadoras pueden integrar el diseño, la ingeniería y la construcción y proveer un servicio unificado a los clientes que se encuentran insatisfechos con los procesos tradicionales.  Estas firmas están demoliendo el muro que separa a los diseñadores y contratistas, y construyendo los cimientos para un nuevo tipo de práctica.


Las empresas, no importa su tamaño, están adoptando la Práctica Integrada.  Las pequeñas oficinas de diseño, por ejemplo, están agregando la Gestión de Construcción a su oferta de servicios para ganar mayor control en la calidad del diseño.  También están descubriendo que las utilidades de la Gerencia de Proyectos son mucho mayores que las tarifas de diseño.  Las empresas grandes están ofreciendo a sus clientes las ventajas de la integración del diseño, ingeniería y gerencia de proyecto en algunos de los más grandes proyectos del mundo.  Firmas de cualquier envergadura, que utilizan la Práctica Integrada reportan un aumento del 75% en el retorno de clientes satisfechos, mayor control sobre el proceso diseño - construcción, y mayores utilidades.  Y no menos importante, los integradores dedican menos tiempo en la documentación del proyecto y procesos contractuales y de litigios, y más tiempo haciendo lo que aman: diseñando y construyendo edificios. (...)

Son tres los pilares de la Práctica Integrada: Colaboración, Concurrencia y Continuidad.  La colaboración entre las personas y las empresas de arquitectura, ingeniería y construcción ayuda a asegurar el intercambio objetivo y reduce las relaciones antagónicas y adversas.  La concurrencia de las fases de diseño y construcción, aunque no universales en la práctica integrada, se aplica a menudo para acelerar el proceso sin sacrificar la calidad.  La continuidad del equipo del proyecto durante el ciclo de vida completo del proyecto, también se fomenta en la Práctica Integrada, a menudo incorporando la gestión del conocimiento a través de los Modelos de información de edificios (BIM)